lunes, 20 de diciembre de 2010

,

Nubes que son sospecha

La tormenta acecha incansable. Uno, que ha aceptado, no sin dolor y madurez, que nada dura para siempre, puede pararse a mirar el horizonte verdoso tronando sus dedos eléctricos y ser feliz al mismo tiempo. No abrazo la melancolía, trato de ensancharme al ver el camino recorrido y aquijotarme por el que hay que recorrer.
Me quedo con el último tema del último disco de quien no me caben dudas es el mejor letrista del rock en español.

Una rata muerta entre los geranios (link)
Indio Solari

Con un soplo vacío mi boca
es tarde en la noche
y no puedo dormir.
Silenciosa mi risa está oscura
domina mis labios
me obliga a mentir.

Niebla cubre el parque
ponen un velo que quita vida y da ilusión.

Necesito de algún paraíso
que obligue a mi cuerpo
a jugar con vos.
Aunque estoy atado a tus diabluras
sabés que estoy siempre a favor del adiós.

Perros, como fantasmas que nos rodean
en la neblina al caminar.

La belleza es siempre temible
y se hace difícil poder soportar
cuando vas de un silencio a otro
cubriendo tus ojos con mi soledad.

Nubes que son sospecha
mientras me llegan perfumes de la tempestad (las ves)

3 comentarios:

  1. Esperemos que Bruno nos facilite en unos años todo aquello que su padre deje en sus cuadernos inflamables.
    asi como ya lo hizo Christopher, antaño.

    ResponderEliminar
  2. Hay algo de construcción del mito en eso de quemar cuadernos. Y el Indio no es para nada inocente en lo que a mitos se refiere. Quedarán (siempre quedan) sobras de las obras que son obras en sí.

    ResponderEliminar
  3. El más grande, sin lugar a dudas!

    ResponderEliminar