martes, 4 de enero de 2011

,

Paradoja

No seremos tan necios de pensar que el tiempo solo existe para el que monta un Delorean. Para la subjetividad de Marty, sus padres se transformaron, mágicamente en una exitosa pareja, gracias a su aporte de ochentoso cool. Pero nadie se pregunta qué fue de esos pobres mediocres y aburridos que conocimos al principio de la película. Pues bien, a ellos se los comió una ola blanca, un tzunami que venía remontando desde 30 años atrás, pulverizando todo lo que habían tocado el viajero del tiempo y su traje antiradiación. Sucede la implosión primero y la explosión después, retuerce metales y cristales, degrada las partículas y alterna protones con neutrones y electrones. Y después de ese tormentoso enroque existencial, queda el desencorvado George que porta su raqueta de tennis y pellizca el culo dulce de Lorraine.
Nada de angustia. Nadie llora a los verdaderos padres muertos.



Back to the future, Robert Zemeckis, 1985
Contrato Coloriuris

6 comentarios:

  1. Por que habria de llorarlos? todo adolecente sueña con llegar un dia a su casa y encontrarse con una camioneta 4x4 y que sus padres se hayan convertido en dos personas que viven su vida sin molestar a sus hijos.

    PD: posiblemente hoy, el Sr. Fox no se acuerde de la escena...

    ResponderEliminar
  2. Excelente blog, nos tenemos que seguir leyendo! Saludos!!!!


    Kurtteim


    http://kurtteim.blogspot.com/ en este blog puedes descargar mis 4 poemarios gratis

    ResponderEliminar
  3. Hay quienes sí llegan a cambiar, es raro, a veces hasta da un poco de envidia.

    ResponderEliminar
  4. Podría pensarse que no hay cambio posible fuera de esa nube que todo lo invierte. Si conoces a esos padres, Ariadna, seguramente fueron trastocados por una tormenta similar.

    ResponderEliminar
  5. el unico que pierde es el pobre biff.

    ResponderEliminar
  6. No es verdad que Yocasta haya visto el desprecio de Marty, tratando de enchufársela a George con esa generosidad incómoda. No es verdad que Marty no se haya deslumbrado con Ella al principio, como todos, al principio con una mujer...la cuestión es que ese deslumbre es pura imaginación del autor y hay que bancárselo! "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio"

    ResponderEliminar