miércoles, 18 de enero de 2012

, ,

Desterritorialización

El verso, como organización espacial de las unidades de un poema, es un dispositivo geográfico-auditivo (o no lo es ni de lejos). No es un paratexto. No figura como tal en ninguna taxonomía de marcos del texto. Sin embargo, lo que esta disposición puede lograr con un texto cualquiera merece, al menos, una interpretación lúdica (para esto me hubiera convenido escribir en ingles y valerme de las ambigüedades de los términos play y game). 
Leer Deleuze-Guattari en clave de poesía. Representarlos en verso no es sino otra forma de desterritorializarlos. Un tallerismo, se diría, un entretenimiento estéril. Pero el sexo no se trata de otra cosa.

Saltar 
de un círculo a otro, 
desplazar siempre la escena, 
representarla en otra parte, 
es la operación histérica 
del tramposo como sujeto que responde 
a la operación paranoica del déspota 
instalado en su centro 
de significancia 

(Gilles Deleuze y Félix Guattari, Mil Mesetas, 1980) 

Sea como sea, hay que leer a estos monstruos!

1 comentario:

  1. dichos campecinos:
    "hay que encontarle la vuelta al palo"
    "el tero pones los huevos en un lado (generalmente en nido ajeno) y grita en otro...pa´despistar"
    o sea, si esto no es deleuzeano, qué?
    (acotó la señora de los pasillos desde los paisajes pampeanos)

    ResponderEliminar