martes, 17 de julio de 2012

, ,

La caja empática

Prospección no es futurología. Implica iluminación en el sentido de videncia, quizás no anticipativa a lo Nostradamus sino un poco más cerca de Marcia o Tiresias: ver una de las lineas posibles o graficar el porvenir a partir de una apreciación de "el Todo de la situación".
Robots, autos voladores, colonizaciones planetarias y civilizaciones galácticas han sido imaginadas en conjunto con el desarrollo de habilidades telepáticas, mentales, gravitacionales. Hemos visto copular al hombre y al marciano, al cyborg y al androide. Pero pocos han sido tan capaces de visualizar la virtualidad del modo en que hoy comenzamos a vivirla como Philip K. Dick.
Tal vez su lugar sea el del realismo prospectivo y no el de la ciencia ficción. De cualquier manera, Facebook y Twitter agradecen silenciosamente el hecho de que todavía no nos hayamos dado cuenta de su misión de apóstoles del mercerismo.